Releyendo 1984

De una vigencia escalofriante, “1984” de Orwell es, con mucho, una de esas obras destinadas a permanecer. A pesar de ello, es igualmente escalofriante comprobar cuán poco aprendimos los seres humanos y cómo estamos dispuestos a someternos a la hydra del Gran Hermano, ogro multiforme que aparece y reaparece allí donde menos lo pensamos. Será que es cierto aquello que decía Oscar Wilde que “lo más difícil es vivir porque a lo más los hombres se limitan a existir”, tal vez porque vivir es una decisión de asumir la libertad y pelear por ella y, en cambio, existir es solamente dejarse llevar.

Inhalando líneas

Nota: Tiene Spoiler al final.
El libro era ficción en su época, ya que George Orwell entregó el libro en 1948 , no en 1984, por un error de imprenta se confundieron los números y entonces los estadounidenses y los ingleses leyendo el libro pensaron que era futurista y que en 1984 pasaría eso, pero no pasó… pero me estoy dado cuenta que nos está pasando de a poco, en especial a los países tercermundistas. *El nombre que Orwell le quería poner a su libro no era 1984, era “El último hombre de Europa”.
Es una novela política distópica a principio del Siglo XX, comienza con un Londres futurista en la Franja Aérea 1 que antes se denominaba Inglaterra que se encuentra dividida en 3 superpotencias política que son:
1.- Oceanía; que es en donde domina el Ingsoc que es socialismo inglés.
2.- Eurasia; aquí domina el Neoblochevismo.
3.- Estasia; donde…

Ver la entrada original 1.304 palabras más

Anuncios

Décimas de Tabaré Vázquez y la enseñanza del chino

Poesía humorística para uruguayos y parecidas menudencias, con el talento y desparpajo del pelado Fernández de Palleja que no tiene un pelo de zonzo

Fernández de Palleja

De visita por la China
nuestro señor presidente,
hizo un anuncio, sonriente,
y es que el país se encamina
y el Plan Ceibal le destina
sus recursos al gran fin
de enseñar el mandarín
a jóvenes uruguayos
quienes, rápidos cual rayos,
absorberán ese confín.

Hace un tiempo estuvo en Francia
nuestro primer mandatario
y a francos destinatarios
con franqueza y elegancia,
como un vino que se escancia,
prometió enseñar francés
puesto que esa legua es
vehículo de cultura,
de medicina y dulzura
y del golero Barthez.

Profesores de Español
reunidos en asamblea
pergeñaron una idea
que gritaron como un gol:
recordaron aquel sol
de una extensión tan tamaña
que bañaba la maraña
de un Imperio de Borbones
y, en concreto, le proponen
a Vázquez un viaje a España.

Por su parte, ante el albur,
proponen otras temáticas,
la gente de matemáticas
paga el vuelo a Singapur
incluyendo el city tour

Ver la entrada original 19 palabras más