preguntas-vanas

¿Vivimos pensando en la muerte para vivir, o
morimos pensando en la vida para no morir?
¿Será hoy, o mañana, cuándo y dónde?
¿Cuántas veces el calendario nos oculta esa fecha?
¿Lo hace por ignorante o por cómplice de ella?
¿Cuál será el instante del último abrazo?
¿El del último beso, la postergada caricia?
¿Cuántos te quiero quedarán presos del silencio?
¿Cuántos perdones no serán dichos a tiempo?
¿Cuántos olvidos permanecerán olvidados?
¿Cuántos, cuáles recuerdos llegarán a tiempo?
¿Qué día y hora nos espera con el adiós?
¿Cuál será la última línea escrita, ignorante de serlo?
¿Cuál ese libro postergado que no llegamos a leer?
¿Qué sol será ese sol del último amanecer?
¿Cuál habrá de ser la luna nueva que no llegará a llenar?
¿Cuánto de la muerte tendrá esa postrera puesta de sol?
¿Y de los sueños, qué fue de ellos, dónde y cuándo perdidos?
¿Cuánta vida guarda el mañana, si la guarda?
¿El tiempo acabado será suficiente para una última sonrisa?
¿Cuándo y dónde será el hoy sin mañana?
Anuncios

5 comentarios en “Poesía sin corbata: “Preguntas vanas”

  1. Sin palabras me he quedado, ante este divino y realista poema tuyo. Hay millones de preguntas, pero la que más me duele es dónde vamos, dónde, que ya jamás volvemos, no nos dejarán o no habrá nada, o nos importará un pimiento aquellos que lloran nuestra ausencia… Eso es lo que a mí me duele más que la propia muerte. Eres grande, poeta. Besos a tu corazon y gracias infinitas.

    Me gusta

    1. “Seré polvo, más polvo enamorado” decía Quevedo, más seremos polvo enamorado? Acaso correspondido? O simplemente polvo olvidado? Seremos, como se ha dicho, un gran error en medio de la nada? Dicen que la literatura – y no sé si esta lo es- es hija de la angustia. Pues ahí estamos, querida Marimar.

      Le gusta a 1 persona

      1. Eso es lo que yo pienso… por eso estoy tan enferma, porque sé que no hay nada, detrás de todo esto no, no hay nada. A veces odio haber nacido. Ayyy, Perdóname por favor, por ser tan bruta. Por lo menos puedo leer poemas tan buenos como los tuyos, eso ya es algo. Gracias. Besos, sigo leyéndote si la vida me lo permite.

        Me gusta

      2. Angustia existencial? Quién que haya vivido no la ha experimentado? Atiborrados de exitencialismo, quizás el sentido de la vida del que habla Víctor Frankl pase por “pensar” menos y “sentir” más. Siento que lo haces y ello se manifiesta en la poesía. Detrás quizás no haya nada, pero esa nada estará poblada de lo que hayamos sido, tanto da si montaña o grano de arena.

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s